SIGUEME EN

martes, 27 de febrero de 2018

Recuperar tu salud, tu autoestima y tu cuerpo tras el parto, es posible




0
Hola Familia de Cantabria DModa:
Hoy he querido tratar un tema que no siempre se suele abordar. Parece que una vez una mujer da a luz desaparece y el niño pasa a ser el centro de los cuidados y la atención, tanto en el ámbito sanitario como el familiar.
Cuando las mujeres manifestamos a nuestras madres, amigas o conocidas nuestras inquietudes o dudas tras una cesárea o un parto vaginal, la respuesta suele ser unánime: “no te quejes mira lo que has traído al mundo… eso se arregla sólo” o bien pasan a contarnos su experiencia en la que, pasado no sé cuánto tiempo recuperaron la vida normal, o bien no la recuperaron nunca y pensaron que son las consecuencias normales de un embarazo y que hay que acostumbrarse a vivir con ello.
De una manera inconsciente aunque con la mejor voluntad, nos hacemos un flaco favor unas a otras. Desde este ‘post’ y con base a las dudas que surgieron bajo mi experiencia y con la entrevista a Dña. Elena Vila Fernández, fisioterapeuta especializada en mujer, intentaremos arrojar un poco de luz sobre un tema tan tabú como es el post-parto y es que tu bebé necesita atención pero tú también. Las molestias que surgen no se van solas y no tienes por qué sufrir en silencio o esperar a que se solucionen y para ello, la fisioterapia puede ayudarte.
– ¿Qué sucede tras dar a luz?
– Durante el embarazo, el bebé va creciendo, eso produce distensión abdominal, separación de los rectos del abdomen (diástasis de los rectos) y un aumento de la presión intraabdominal, lo que provoca distensión en el suelo pélvico y un empuje de las vísceras pélvicas hacia abajo, pudiéndose crear prolapsos. El embarazo es muy lesivo para cualquier mujer, por eso siempre se necesitará recuperación sea como sea su parto (vaginal o cesárea). También hay que tener en cuenta que en el caso de existir cesárea o episiotomía habrá cicatrices.
-¿Y en el caso de cesárea? Yo tarde en poder agacharme sin sentir dolor y el aspecto de mi cicatriz no era el que me imaginaba, creando como un doble vientre abajo, ¿es normal? 
-No, una vez se recibe el alta médica, cuando a la mujer le dicen ‘vida normal’, es el momento de comenzar con la recuperación postparto.
Las mujeres que han sufrido una cesárea deben recibir tratamiento de la cincha abdominal y del suelo pélvico, aunque el parto no haya sido vaginal. Cuando la mujer acude a consulta, solemos encontrarnos debilidad por los meses del embarazo, dolor en la cicatriz de cesárea, en los tejidos próximos por las fibrosis y adherencias.
En el caso de una cesárea existe una cicatriz que se deberá tratar con el fin de flexibilizarla. El tratamiento fisioterapéutico ayudará a disminuir el dolor en caso y a recuperar la sensibilidad. También contribuimos a su mejora estética: sobre esa doblez a la que haces referencia se aplicará radiofrecuencia y conseguiremos mejorar la calidad del tejido cicatricial y la desaparición de puntos dolorosos. Con ventosas o un cabezal de LPG se mecanizará la cicatriz, evitando la aparición de adherencias y fibrosis.
-Y la cicatriz de la episiotomía ¿también se trata?
-Sí y para ello utilizaremos técnicas manuales, radiofrecuencia.. con el fin de flexibilizar la cicatriz y normalizar el tono. Las cicatrices siempre hay que tratarlas. Es muy común que la cicatriz de una episiotomía provoque dispaurenia (dolor en las relaciones sexuales) y en esos casos la fisioterapia es la solución. Las pacientes se quedan asombradas por la rapidez con la que solucionamos un problema tan angustioso para ellas.
-¿Mi embarazo es reciente, se pueden tratar cicatrices de cirugía o partos anteriores aunque haya pasado el tiempo?
-Si, nunca es tarde, no hay que vivir con dolor. Lo mismo ocurre con el tono abdominal, nunca es tarde para recuperarlo.
-¿Y esa parte visible que provoca tantas inseguridades, la barriga, el descolgamiento? ¿Se pueden tratar?
-Sí, se puede y se debe tratar. La distensión abdominal no es sólo un problema de estética, puede ocasionar molestias lumbares e incontinencia urinaria entre otros problemas .
El abdomen se ha distendido por el aumento del bebé durante la gestación. Tras el parto, no vuelve por sí sólo a su sitio y muchas veces ni con dieta y ejercicio. La fisioterapia ayudarará a recuperar el tono muscular. La gimnasia abdominal hipopresiva y otras técnicas como el core o el método 5p tonifican la cincha abdominal y mejoran la postura.
-¿Matarse a ejercicio o abdominales surte efecto para recuperar el cuerpo?
-No, incluso puedes provocar que, con el tiempo, tengas incontinencia urinaria así que hay que ser cuidadoso con el tipo de ejercicio que se hace tras un parto.
Yo recomiendo siempre acudir a un profesional especializado en actividad física en el postparto para tratar dos objetivos:
  • El primer objetivo debe ser la recuperación abdominopélvica, es decir, recuperar el tono abdominal y del suelo pélvico. El fisioterapeuta ayudará con técnicas de rehabilitación del suelo pélvico (electroterapia, biofeedback..) y rehabilitación del abdomen (core, método 5P, gimnasia abdominal hipopresiva…). Los abdominales clásicos están totalmente contraindicados para cualquier mujer, no sólo en postparto. Son ejercicios hiperpresivos, aumentan la presión en el suelo pélvico y lo dañan.
  • Otro objetivo de la mujer suele ser la pérdida de peso. Para ello se recomienda ejercicio sin impacto (elíptica, remo, bici, natación…). El impacto es muy lesivo para el suelo pélvico y más si está dañado tras el embarazo y el parto.
Una vez se termine la rehabilitación abdominopélvica y no exista sobrepeso será el momento de la readaptación a cualquier deporte de forma progresiva.
Para prevenir lesiones del suelo pélvico existen unos dispositivos para amortiguar el impacto. Recomendamos siempre su uso.
-¿Los hipopresivos se han puesto muy de moda, son tan efectivos como dicen?
-La gimnasia abdominal hipopresiva se trata de un conjunto ordenado de ejercicios posturales rítmicos y secuenciales que provocan la tonificación de la cincha abdominal. La gimnasia abdominal hipopresiva reduce el diámetro del abdomen, por contracción del músculo transverso, y tiene un efecto drenante por la descompresión de los ganglios. Es una técnica de fortalecimiento muscular del músculo transverso (implicado en la estabilidad lumbar) y del suelo pélvico y, por tanto, una técnica para la corrección postural.
-¿En qué consiste una sesión de rehabilitación?
-Empezamos la rehabilitación con un taller de gimnasia abdominal hipopresiva, enseñándose la técnica combinándolo con radiofrecuencia abdominal, también se realiza una evaluación para saber el estado inicial del suelo pélvico. Aplicaremos técnicas manuales y radiofrecuencia para normalizar el tono muscular y tratar la cicatriz de cesárea o episiotomía, en caso que exista.
Valoraremos objetivamente el tono muscular con el ‘biofeedback’, mediante una sonda electromiográfica con la que además se aplicarán electroterapia. La máquina producirá una contracción del suelo pélvico, mejorando el tono. Las técnicas como el 5p (tronco) o core, completarán la readaptación de la mujer a sus actividades de la vida diaria.
Todas estas técnicas se utilizan en otros países y están cubiertas por la seguridad social, sin embargo en nuestro país no se contemplan y ni siquiera se nos informa de su existencia, tras un esguince o accidente es normal que el traumatólogo te derive a una rehabilitación.
-¿No sería lo normal en caso de un parto? al fin y al cabo también es un trauma que sufre nuestro cuerpo, aunque esté naturalmente diseñado para afrontarlo
-En España existe una unidad de suelo pélvico en la Seguridad Social, pero no siempre se deriva a las pacientes que lo necesitan. Además hay largas listas de espera, por lo que muchas pacientes acaban acudiendo a centros privados.
En Francia facilitan a todas las mujeres 10 sesiones de rehabilitación tras el parto.
Está comprobado que esto disminuye el gasto de la seguridad social francesa, ya que evitará futuras operaciones (prolapsos, incontinencia urinaria..) mediante la prevención en el postparto.
  • Estilismo: Oysho
  • Fotografías: Cortesía Health and sport woman
Nos vemos el viernes que viene y, mientras tanto, en mi Instagram